Foto: SPDA

  • A través del desarrollo de talleres se conoció el estado situacional del tráfico ilegal de fauna silvestre en ambas regiones y cómo implementar una intervención articulada para frenar este delito

Según lo detallado por la Estrategia Nacional para Reducir el Tráfico Ilegal de Fauna  Silvestre en el Perú (ENRTIFS) periodo 2017-2027, los mercados de abastos son los espacios públicos en los que más se encuentra la modalidad de comercio ilegal de animales silvestres y más del 80% del tráfico visible se concentra en los mercados de Lima, Tumbes, Loreto y Ucayali, siendo Tumbes el departamento en el que se ha registrado el mayor promedio diario de animales silvestres en venta de la región nor oriental: 237 animales.

Por ello, durante los primeros días del mes  de mayo se realizaron dos talleres con los Gobiernos Regionales de Tumbes y Loreto, en su calidad de Autoridad Regional Forestal y de Fauna Silvestre (ARFFS), para la implementación de una intervención articulada y contar con un diagnóstico actualizado respecto a la problemática del tráfico de fauna silvestre en cada región.

Ambos eventos se desarrollaron bajo el liderazgo del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), el apoyo financiero del Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW) y el soporte técnico de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA).

El director de la Dirección de Gestión Sostenible del Patrimonio de Fauna Silvestre del Serfor, Enrique Michaud,  explicó la importancia de estos eventos: 

«En el marco de la Estrategia Nacional para reducir el tráfico de fauna silvestre en el Perú, se vienen desarrollando talleres de fortalecimiento regional con las autoridades de zonas de integración fronteriza reconocidas como los puntos calientes donde vienen ocurriendo estos delitos de fauna silvestre, buscando adaptarnos a las nuevas ocurrencias o modalidades del delito y fortaleciendo el rol de los Gobiernos Regionales. Además,  estos talleres  van a aportar a la construcción del Plan de Acción 2023-2027 y las actividades que podamos desarrollar en el marco de esta importante estrategia». 

De esta manera, el 4 de mayo, se conoció el estado situacional del tráfico ilegal de fauna silvestre en Tumbes, donde se incluyó información sobre los decomisos, casuística y las brechas existentes. 

Representantes de la ARFFS Tumbes identificaron que en los últimos cinco años se han identificado nuevas especies producto del comercio ilegal como ranas toro  (Lithobates catesbeianus), guacamayos (Ara),  pihuichos (Brotogeris versicolurus), botones de oro (Ranunculus acris) y taricayas (Podocnemis unifilis). 

Cabe resaltar que la rana toro es considerada una especie invasora ya que es un anfibio originario del este de Norteamérica, pero fue introducido en otras partes del mundo. 

“Las zonas de frontera son espacios clave para el control del tráfico ilegal de fauna silvestre por lo que resulta fundamental una coordinación adecuada y eficiente de las autoridades involucradas ya que muchas veces aunque las competencias a priori están establecidas en la norma, no todas las autoridades ejercen las funciones correctamente y esto afecta en la intervención conjunta para la atención de casos de comercio ilegal de fauna silvestre. Estos espacios ayudan a fortalecer las capacidades para la intervención, nos brindan información actualizada y se aterrizan respuestas acordes con la realidad”, señaló Luis Zari, especialista legal del programa Bosques y Servicios Ecosistémicos de la SPDA. 

Luis Zari, especialista legal del programa Bosques y Servicios Ecosistémicos de la SPDA. Foto: SPDA

Por otro lado, el 11 de mayo, se llevó a cabo el taller en Loreto y la SPDA colaboró identificando las principales competencias a nivel local y regional a fin de elaborar un modelo de ordenanza regional que incluya disposiciones vinculadas a la articulación interinstitucional a partir de los problemas encontrados. 

«Loreto es una de las regiones que tiene el mayor índice de comercio ilegal de fauna silvestre del país y los mercados son uno de los puntos calientes que deben atenderse con estrategias articuladas por parte de todas las autoridades competentes, locales y regionales. Una de las brechas más comunes para la respuesta al tráfico es la falta de articulación entre los actores involucrados, por eso, es fundamental llegar a soluciones basadas en el contexto y en una coordinación eficiente entre todas las autoridades”, agregó el especialista de la SPDA.

Cabe resaltar que este modelo de ordenanza será trabajada en Loreto y Tumbes teniendo como antecedente la ordenanza enfocada en la prevención y reducción del tráfico ilegal de fauna silvestre aprobada para Tacna en 2021.