Presencia de basura en el río Rímac dificulta captar agua para tratarla y distribuirla